Fotografía, Tecnología

Salva tu cámara de la playa

0 24

En este blog siempre hablo de la fotografía y de algunos tips, ya sea de atardeceres, prácticas de foto en casa, fotos para verano etc. Pero en esta ocasión hablaremos de los contras que puede tener tu equipo a la hora de ocuparla en la playa.

1. Agua salada.
Como sabemos el agua es el enemigo número una de nuestro equipo fotográfico, llega a serlo más cuando se trata de agua de mar. El agua salada es bastante corrosiva, más cuando nuestra cámara no está sellada. Si por alguna razón llega a salpicarse e agua salada o caerse en el agua salada:
– Por nada del mundo trates de prenderla para ver si aún “funciona”
– Retira lo antes posible la batería y la tarjeta
– En caso de que se sumergiera en agua salada conviene volver a sumergirla en agua dulce (sin temor ya que existen muchas posibilidades de que todas maneras no puedas recuperarla, pero también existe la posibilidad de que puedas salvarla). Pero si solo fue una salpicadira, externa claro está, basta limpiarla con agua dulce sin que le entre nada al interior.
– Seca la cámara con una buena ventilación y sin que este directamente al sol.
– Una vez secada por el exterior, tendremos que secar por el interior, tiene que cubrir tu cámara con arroz ayudara a absorber la humedad de tu equipo es recomendable dejara varios días.

2. Humedad excesiva
La humedad es otro e nuestros enemigos ya que en la playa llega a ser excesiva y puede llegar afectar los circuitos de la cámara aun en lugares secos lejos del mar, así que es conveniente tener ciertas precauciones.
Lo ideal es proteger nuestro equipo con una mochila o bolsa impermeable para evitar salpicaduras y este siempre seca. Además, incluir bolsitas de gel de silicón incluso de papel periódico o algunas bolsas con arroz.

3. Altas temperaturas
Es sencillo saber que las temperaturas altas llegan a dañar cualquier equipo digital, por esa razón te recomendamos no dejes mucho tiempo tu equipo en pleno sol, ya que llega a ser muy dañino, procura después de ocuparla protegerla en la bolsa y en un lugar fresco. La exposición de altas temperaturas y prolongadas no llegan a ser nada benéficas.
Recuerda que las baterías con la humedad y el calor excesivo llegan a sufrir descargas o llega a chorrearse, así que tendrás que guardarlas en bolsas protegiéndolas.


4. Arena
La arena llega a ser otro enemigo que encontraremos en la playa. Incluso si nuestra cámara esta sellada, ya que los granos de arena pueden llegar a rallar el cristal del objetivo o nuestra pantalla.
Si por alguna razón llega a caerse tu cámara no intentes limpiarla, guárdala y con mucho cuidado y tranquilamente en tu hogar procede a retirar la arena.

5. Amigos de lo ajeno
Recuerda que en la playa es un lugar muy transitado tanto por turistas como locales, así que evita dejar tu equipo solo y visible, siempre está atento y no lo dejes solo.

 

About the author / 

Itzel Paz

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook